Eu

Cuando era pequeño y hasta las 21 años leía continuamente ficción.

Yo, por mi experiencia, soñaba al dormir. Sabía cómo funcionaban los sueños.

Incluso soñaba objetivos a realizar para poder dormir. Si no conseguía, por ejemplo, saltar de tabla en tabla sobre el mar me sería imposible dormir. Me incorporaba y alucinaba.

Me hice experto en sueños al delirar en ellos y tener que dominarlos para poder dormir.

Cuando soñaba que moría y despertaba agradecía el estar vivo. Entendí que mis pesadillas eran una afirmación de la vida.

Cuando leía continuamente ficción antes de dormir y llegaba a la parte en que el personaje soñaba, no lo leía. Sabía que era mentira, la mayor mentira del libro.

Entonces – antes – no sospechaba del resto.

Me di cuenta de que los sueños inventados siempre tenían un sentido total.

DSCF0247DSCF0289DSCF0501 - copia

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Turismo no. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s