Armando Molina I

Armando Molina enmarcó cuadros. “La pomposidad de los artistas me echaba para atrás”.

Ahora hace arte abstracto, obras oscuras y de colores. Con ciudades sobre fondos negros, luces reflejadas sobre río, mar o lago. Escayolas retorcidas, angustiosas. Explosiones. Oscuridades. Aquí su blog.

“Paré el momento”, y ahí quedó la obra, como está, sólo eso. “Es eterna novedad”, ya no más.

Quiere que la esencia, que descubrió y paró sobre el lienzo, se convierta en la esencia del que ve.

Ha expuesto sus obras en Barcelona, Madrid y Eurovillas. “Su próximo destino es Nueva York”, bromea su mujer Julia.

También es padre de Armando Molina II, joven director de cine con cortos como La Cola. Una muy buena obra. Él anda en busca de Steven Spielberg. Todavía no le encontró.

El arte para desconectar, para volver a ser pequeños, para dejar y observar lo sencillo.

Imagen

Detalles. Izquierda: Nostalgia. Derecha: Onda Dionisíaca.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Turismo no. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s